Contactar

222 322 654

Servicios innovadores para
automovilistas y flotas de autos

Defensa Multas | Asesoramiento Legal | Seguridad Vial | Y más

Importancia del ESP como elemento de seguridad

Al momento de elegir nuestro automóvil son muchos los factores que tenemos a considerar para tomar la mejor elección. La estética, un techo panorámico, luces, capacidad en el maletero, entre otros.

Importancia del ESP como elemento de seguridad 

Pero ninguno de los elementos a considerar puede superar en importancia a los componentes enfocados en la seguridad, elementos que permitirán evitar accidentes y sus graves consecuencias en los pasajeros. Mientras más seguridad tienen, mejor. El equipamiento de seguridad es clave.

En la actualidad, en atención a prevenir un accidente, el ESP o Sistema de control de estabilidad, es un elemento indispensable en los vehículos modernos, logrando prevenir más del 80% de los accidentes en que existe un derrape de los neumáticos.

¿En que consiste el ESP o control de estabilidad?

El sistema de control de estabilidad es una de las innovaciones que más accidentes ha evitado, constituyendo un dispositivo de seguridad activa más importante. Se estima que el ESP por si solo puede salvar hasta 2.500 vidas por año.

El ESP consiste en un sistema conjunto de funciones trabajando al unísono, que, ante la señal enviada por sensores ante determinadas circunstancias, detecta movimientos de deslizamiento del vehículo, permitiendo variar la trayectoria y estabilizar el vehículo. El sistema para ello frena la rueda que más le convenga en cada situación para oponer la fuerza hacia dónde va el auto y compensa para ir en trayectoria ideal. De este modo si en una curva el coche tiende a subvirar, trazando una curva más abierta de lo indicado por el volante, comparando 25 veces por segundo la dirección de desplazamiento real con la deseada,  el ESP corregirá la tendencia y ajustará el vehículo para que siga la dirección apuntada.

Al hablar de sistema conjunto, nos referimos a que son distintas partes del vehículo trabajando para lograr el objetivo: Motor, frenos ABS, dirección, sistema eléctrico.

Así, son varios sensores necesarios para obtener la información en tiempo y forma necesaria para evitar un accidente:

  1. Sensor de ángulo de volante, por el cual el ESP puede determinar la trayectoria ideal, determinando cuanto se ha girado y a que velocidad.

  2. Sensor de giro de rueda:  igual al del sistema ABS.

  3. Sensor de posición del acelerador: Detecta la exigencia del motor y a que aceleración tiene le vehículo.

  4. Sensor de aceleración lateral: Permiten en rigor indicar el control de estabilidad. SI en una curva, el sensor de volante indica un giro, pero no hay una aceleración lateral, significa que el coche sigue recto y que el sistema debe actuar.

  5. Giroscopio: tipo de sensor que indica si un cuerpo gira sobre su propio eje.

  6. Unidad de control: Computador interno que compara los datos recibidos y otorga las órdenes.

Este maravilloso sistema requiere principalmente de neumáticos con gran adherencia.  De modo explicativo, si viramos hacia la derecha, trazamos la curva y aceleramos, moviendo el volante pero el coche sigue recto. Los sensores se activan y determinan grados de viraje y velocidad. Si el volante gira a 30° y circulamos a 80 km/h debiera existir una aceleración lateral de 0,45g, pero solo se ha producido 0.30g, subvirando. El sistema suelta el acelerador aunque el conductor lo pise, y frena la rueda interior trasera para que se ajuste la dirección en la curva.

 Al suceder la activación se enciende una luz en el panel.

CEA Chile tiene para ti una variada gama de servicios que te pueden interesar, como automovilista particular o empresa con flota de autos, conócelos aquí. Llámanos al 222 322 654.

Obligatoriedad en Chile

A partir del 3 de octubre de este año, 2021, los vehículos nuevos homologados y un año despues para todo vehículo en venta, el sistema de ESP será obligatorio. Así lo determina el Decreto N° 137 del año 2017, que modifica el decreto N°26 del año 2000, que disponen la obligatoriedad de contar con sistema de antibloqueo de frenos (obligatorio desde 3 de octubre de 2020) y programa electrónico de estabilidad en vehículos livianos.

Los beneficios de este sistema, aparte de contrarrestar el deslizamiento de vehículos y proporcionar apoyo en situaciones críticas, es que su obligatoriedad, pensando en vehículos livianos económicos, ayudara a aumentar los niveles de seguridad con sistemas complementarios necesarios como el ABS.

La pretensión de las autoridades y el personal competente es que las innovaciones tecnológicas de seguridad, que permitan disminuir accidentes, lleguen a toda persona que conduzca, pues no hay elemento mas esencial al conducir que la seguridad.  

Javier Estay Soza – Abogado Asesor

Etiquetas: evitar accidentes transito, prevenir un accidente transito, Sistema de control de estabilidad, ESP, derrape de los neumáticos, sistema de ESP, sistema de antibloqueo de frenos