Contactar

222 322 654

Servicios innovadores para
automovilistas y flotas de autos

Defensa Multas | Asesoramiento Legal | Seguridad Vial | Y más

Neumáticos: elemento primordial de seguridad

El neumático es un elemento de seguridad fundamental en nuestro vehículo. Su estado influye decisivamente sobre el comportamiento del automóvil. Presión y estado del dibujo son factores a tener en cuenta para contar con la absoluta garantía de que el neumático cumple correctamente sus funciones.

Profundidad del dibujo de los neumáticos

Neumáticos: elemento primordial de seguridadLa profundidad del dibujo, la huella del neumático, debe tener como mínimo 1,6 mm., aunque es más conveniente no bajar de los 2 mm. Una profundidad inferior compromete el agarre y, sobre pavimento mojado, puede producir aquaplaning.

Si quiere conocer la profundidad del dibujo de sus ruedas, recuerde que los neumáticos disponen de testigos, situados en diferentes puntos, al fondo de los canales de drenaje. Cuando dibujo y testigo se encuentran al mismo nivel, necesita, obligatoriamente, cambiar el neumático. No debe olvidar tampoco la inspección visual de los flancos del neumático: cortes, trozos de goma levantados o abultamientos laterales que indican la rotura de las capas interiores y que nos ponen sobre aviso de cara a la seguridad.

Presión de los neumáticos

Para conocer la presión correcta de los neumáticos de un vehículo basta con asistir a una gasolinera. Cabe recordar que cada vehículo usa una presión determinada en el neumático. El manual de uso del vehículo nos ofrecerá el máximo y mínimo a poner. CEA le recomienda controlar la presión a menudo, para que ningún susto o imprevisto pueda suceder en carretera. También influye el peso de la carga que soporte nuestro coche. Existen diversas sensaciones que indican que las ruedas llevan una presión inadecuada. Si un automóvil es incapaz de mantener una línea recta o se desvía al frenar puede ser a que las ruedas delanteras llevan una presión demasiado baja. Por otro lado, si la parte trasera del automóvil realiza movimientos extraños en las curvas es muy posible que los neumáticos traseros estén desgastados o con una presión inadecuada. Pero no sólo por estas situaciones a la hora de conducir es negativo llevar la presión inadecuada, si un neumático rueda con la presión más baja de lo recomendado sufre un mayor desgaste y, por consiguiente, mayor posibilidad de reventar.

Avances en pro de la seguridad

Los fabricantes de neumáticos están en constante innovación para conseguir vehículos cada vez más seguros. Las gomas son más resistentes y hoy es menos probable pinchar. Es más, según estudios realizados, se puede establecer que el promedio de pinchazos es de uno por cada 100.000 kilómetros.

Sistemas como el Run Flat o neumático antipinchazo evita el pinchazo o reventón y en caso de producirse permite circular una distancia de aproximadamente 200 kilómetros a 80 km/h sin desllantar.

Los desgastes más comunes en los neumáticos

Desgaste en el centro. Las causas probables son debidas a una presión de inflado excesiva y a una presión no adaptada a la utilización. Se identifica por un desgaste más pronunciado en el centro de la banda de rodamiento. El consejo es que vigile las presiones de inflado en frío según recomendaciones del fabricante y adaptadas a las condiciones de utilización. En este tipo de desgaste no tiene nada que ver ni el concesionario ni el fabricante y por tanto la garantía no lo cubre.

Desgaste en los hombros. Las causas probables son debidas a una presión de inflado insuficiente, bajo inflado y utilización en sobrecarga. Se identifica por tener un desgaste más acusado en los hombros de la banda de rodamiento. Nuestro consejo es que debe vigilar las presiones de inflado en frío y adaptarlas a las condiciones de utilización, respetando la capacidad de carga máxima por neumático y eliminando las posibles fugas de aire. Al igual que en el caso anterior, el fabricante o Concesionario no es responsable de que su neumático no lleve la presión adecuada.

Desgaste anormal rápido. Las causas probables de que exista un desgaste anormal rápido en uno de los lados del neumático son debidas a un paralelismo incorrecto entre los neumáticos traseros. Se identifica por las estrías visibles en la banda de rodamiento, y por las rebabas, más o menos pronunciadas, en las aristas de uno de los lados de los tacos provocadas por un arrastre transversal. El consejo es que controle y corrija el paralelismo. En la corrección hay que tener en cuenta la forma de desgaste y las características propias del vehículo. Se deberá verificar también los órganos de suspensión y de dirección.

Etiquetas: neumaticos, presion neumaticos, pinchazo neumatico, profundidad de los neumaticos, rotacion de neumaticos, alineacion de neumaticos, alineacion y balanceo neumaticos, aquaplaning, Run Flat, neumatico antipinchazo, desgaste neumaticos, huella neumatico, dibujo neumatico, agarre neumatico