Contactar

222 322 654

Servicios innovadores para
automovilistas y flotas de autos

Defensa Multas | Asesoramiento Legal | Seguridad Vial | Y más

La Seguridad Vial en España: un modelo de éxito

Nos sentimos orgullosos como sociedad porque España es un referente a nivel internacional en lo que a Seguridad Vial se refiere gracias al éxito en la reducción de accidentes de tránsito conseguida en los últimos veinticinco años. Los datos demuestran que hemos logrado pasar de estar en los años noventa en el “pelotón de los torpes”, a ser mirados en la actualidad con admiración por todos nuestros vecinos de la Unión Europea.

Y esa admiración se redobla en países hermanos, como es Chile, donde se sigue muy de cerca todo lo que hacemos en la materia. No cabe duda de que el idioma y los lazos históricos que nos unen ayudan y facilitan la exportación de las mejores prácticas.

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que no ha sido un logro exclusivo de las administraciones públicas ni de los sucesivos gobiernos; ha sido del conjunto de la sociedad, incluyendo los medios de comunicación, las víctimas de los accidentes, las escuelas de formación y, cómo no, los propios automovilistas.

¿Qué se hizo en España para bajar de 9.000 a 1.500 muertos al año?

La Seguridad Vial en España: un modelo de éxitoTradicionalmente los políticos veían con una cierta desconfianza el tema de los accidentes de tránsito: era un tema desagradable, de sangre, de víctimas, por lo tanto no estaba en la agenda. La seguridad vial se iba colocando en un cajón. Por otra parte los ciudadanos no eran conscientes del número de fallecidos al año que suponían los accidentes de tránsito ya que los medios de comunicación casi no informaban y no pasaba de ser los días lunes una mera reseña informativa de los muertos ocurridos en el fin de semana. Y era un problema que se debía abordar, donde había mucho por hacer y que era también políticamente rentable. No es un asunto de derechas o de izquierdas, se trata de asunto de Estado. Un problema que dejaba más de 9.000 muertos por accidentes de tránsito al año debía salir en el debate del Estado de la Nación.

Había que tomar decisiones, era la hora de construir un discurso razonable. Se hablaba mucho y todo el mundo estaba muy preocupado, pero había que tomar acciones concretas y luego movilizar a sociedad civil. Demasiado importante para dejarlo en manos sólo del gobierno, aquí se necesitaba la implicación de todos los sectores, desde el que construye las carreteras, el que diseña coches, las aseguradoras o los clubes de automovilistas. En España a veces buscamos culpables y no soluciones: la culpa era de los de las carreteras que no estaban bien construidas, los de las carreteras decían que la culpa era de los ciudadanos que no tenías educación vial y todos coincidían que la culpa era del gobierno. Nos lo dijo la Unión Europea, no se dispersen y concentren los esfuerzos en lo principal: alcohol, cinturón de seguridaduso del cascoexcesos de velocidad  y reincidentes.

Por ello la seguridad vial en el tránsito se asienta sobre grandes ejes. El primero es tener autos relativamente nuevos, que protejan en caso de accidentes. Renovar el parque automotriz ya que un vehículo con más de 10 años es peligroso porque no tiene las nuevas tecnologías que protegen. El segundo eje es tener buenas infraestructuras, que sean adecuadas, bien conservadas y que tengan buena señalización. El tercero es muy importante y es la fiscalización, un buen control policial: sin buena fiscalización la seguridad vial no funciona, Y el cuarto eje, el más importante, el causante de entre el 60 y 80 % de los accidentes es el factor humano, que sólo se soluciona con educación y formación.

La fiscalización de la alcoholemia y la velocidad

La fiscalización de la alcoholemia y la velocidadCada año había que lograr que un tercio del censo de conductores pasara por controles de alcoholemia para evitar la sensación de impunidad, de tal manera que cada año el conductor, o un familiar o un amigo hayan pasado por un control de alcoholemia, así se sabe que hay fiscalización, porque de la primera te puedes escapar, pero a la segunda te van a coger. No hay otra fórmula que control, control y control de alcoholemia, hasta conseguir también una condena social con la conducción en estado de ebriedad. Apelar a lo que llamamos el bebedor pasivo, no es suficiente que si tú has bebido no conduzcas, si alguien de los que está contigo ha bebido, es tu responsabilidad que no le dejes manejar.

En cuanto a los excesos de velocidad éstos se redujeron gracias a la implantación masiva de radares en las carreteras y una posterior gestión rápida y eficaz de las denuncias, para que las mismas le llegaran al denunciado a su domicilio en un plazo aproximado de una semana. Ello se logró invirtiendo en tecnología y creando un moderno centro automatizado de tratamiento de infracciones, cuya réplica en Chile va a ser el CATI, ya en fase de desarrollo legislativo.

La implantación del modelo de la licencia de conducir por puntos

La Seguridad Vial en España: un modelo de éxitoPrimero se necesitaba tener un buen registro de conductores, también tener un buen registro de sanciones, que las multas funcionen y sean firmes, que la licencia de conducir tenga un cierto valor, si vas a retirar la licencia, eso debe ser algo que te haya costado obtener, para que se valore, sino; no tiene mucho valor. Había condiciones previas, una de ellas es que la medida estuvo diseñada pensando en los reincidentes y multi reincidentes. Normalmente hay unos pocos conductores que pueden hacer mucho daño, son aquellos que una vez, otra y otra actúan con desprecio a las medidas de seguridad vial, con desprecio a la norma, con desprecio a los demás. En España eran de 20 a 25 denuncias cada año y algo había que hacer para tener identificados a estos conductores, y la licencia de conducir por puntos sirvió para eso. Se otorgaron 12 puntos y si un conductor agota todos los puntos se queda sin licencia durante 6 meses, tiene que hacer un curso, e incluso volver a pasar el examen.

Este sistema tiene elementos que son destacables: uno de ellos es que en lugar de ser el Gobierno el responsable de todo, la responsabilidad se trasladada al ciudadano: tú tienes tus puntos y tú gestionas tus puntos, ya sabes cuántos te quedan, si te quedan menos de la mitad, te avisan. Si los pierdes todos, te lo recuerdan y, si llevas 2 años sin cometer una infracción grave contra la seguridad vial, recuperas los 12 puntos. En segundo lugar la sanción económica al rico le es igual y al pobre lo machaca. Por el contrario los puntos son igualitarios para todos en un mundo cada vez con mayores desigualdades. 

Nuevos retos globales en seguridad vial

Si conduces no chateesHan pasado los años y afortunadamente las víctimas en las carreteras por accidentes de tránsito han descendido de manera notable, sin duda gracias al conjunto de medidas antes comentado, pero las circunstancias han cambiado y los muertos y los heridos tienen otras causas distintas, siendo la más preocupante la de las distracciones por uso del teléfono al volante, principalmente para chatear. El uso y el abuso de los celulares en nuestra vida diaria es algo digno de un estudio sociológico, que llama poderosamente la atención por las consecuencias que tiene, no sólo en los conductores usuarios de las vías públicas, sino también en los peatones que deambulan por las veredas sin mirar a su alrededor.

La situación en Chile hoy

Verdaderamente Chile por su elevado nivel económico y de desarrollo no se merece la dramática cifra de muertos y heridos en sus carreteras y ciudades, situándose en la actualidad a la cabeza de los países de la OCDE en accidentes fatales de tránsito. Para hacernos una idea del problema baste decir que Chile y España tienen los mismos muertos al año, aproximadamente 1.500, pero contando Chile con 18 millones y España con 45 millones de habitantes.

La Seguridad Vial: un modelo de éxitoEllo debe invitar a la acción inmediata y afortunadamente hay claros síntomas de reacción que están siendo coordinados desde la Comisión Nacional de Seguridad en el Tránsito, CONASET, que lidera Luis Stuven. Muy destacable también el impulso que desde entidades como la Mutual de Seguridad se está dando para trasladar el problema a la sociedad, con estupendas campañas de comunicación o la puesta en funcionamiento de sus Centros de Cultura de la Seguridad Vial, tanto en Santiago como en diferentes regiones, para acercar de manera tangible y práctica la cuestión tanto a los trabajadores de sus empresas adherentes, como a los niños de colegios cercanos.  

Para finalizar un mensaje de optimismo: estoy seguro de que Chile, con la firme determinación con la que desde el Ministerio de Transportes se ha impulsado por la propia ministra Gloria Hutt el reciente Acuerdo Nacional por la Seguridad Vial, va a seguir a corto plazo la misma exitosa senda que tuvo España en la consecución de una radical reducción de los accidentes de tránsito.       

Rafael Fernández-Chillón. Presidente de Comisariado Europeo del Automóvil. España.

Etiquetas: prevenir accidentes, accidentes de transito, ayuda victimas accidentes transito, prevencion de accidentes de transito, exceso de velocidad, alcoholemia, fotorradares, multas por exceso de velocidad, sistema de fotorradares, radares, reducir victimas accidentes transito, accidente transito, alcohol en la conduccion, reconstruccion de accidentes de transito, alcohol conduccion, test de alcoholemia, limites de velocidad, reduccion lesiones accidentes transito, resaltos reductores de velocidad, conducir bajo la influencia del alcohol, evitar accidentes